lunes, 28 de enero de 2013

Una sonrisa y un gracias me hicieron llorar

Es increible como una sonrisa y un gracias me hicieron llorar delante de muchos extraños.

El sabado 26 de este mes, estaba en la tienda JUMBO haciendo compras de la casa, era ya de noche (como las 7pm), y luego de recorrer toda la tienda llego al area de panaderia y cafeteria, a lo lejos observo un niño de unos 9 o 10 años muy flaco y con ropa maltratada (tenia un jean desteñido, una camisa que ya no se podia lavar otra vez de tan gastada que estaba y una gorra verde) y lo veo con cara de preocupacion asi que haciendome el desentendido me acerque a el a ver que estaba haciendo.

Pues me paro a su lado como el que esta comprando, pero es para ver que el esta observando, y para sorpresa mia el esta mirando unos servicios de pure de papas y contando unas monedas en su mano (apenas unos 15 pesos en moneda de 1 peso) , tenia cara de frustracion porque el dinero no le alcanzaba, el se me acerco y con una verguenza enorme marcada en su rostro me dijo:

"SEÑOR USTED ME PUEDE AYUDAR A COMPLETAR EL DINERO PARA COMPRARME UN PURE DE ESOS"

El niño señalo uno de los mas pequeños, como para alimentar un bebe, pero era el mas barato, solo costaba unos 24 pesitos, el no queria nada mas que eso (no pidio un helado, unas galletas o algo asi), en sus ojos se notaba que lo deseaba y que tenia mucha hambre, yo solo me sonrei, le cogi el mas grande que encontre y un servicio de huevos revueltos tambien, le di dinero y el con su voz fina y debil pero con un brillo en los ojos me sonrio y me dio las gracias.

yo me quede observando de lejos y el no miro a ningun lado y fue derecho a la caja a pagar, desde alla me dijo adios con las manos y se fue con una sonrisa pero super rapido del lugar.

no se imaginan lo conmovido que me senti, al poco tiempo paso una empleada de la tienda y me puso la mano en el hombro y me dijo:
"Joven usted ha hecho algo bueno hoy, ese niño tenia mas de una hora solo observando eso y no se movia de ahi, las personas pasaban por su lado y el simplemente no existia, gracias por ayudarlo, como empleada no podia comprar nada pero usted fue el unico que lo vio"

ahi fue cuando comence a llorar como un niño.

Todas las personas le pasaban por el lado y simplemente se escondian detras de sus carritos super abarrotados y detras de sus celulares, porque siempre ignorar es mas facil.

No se como se llama, no se si le queria llevar la mitad a su madre, quizas a un hermanito o talvez no tenia a mas nadie en este mundo que su soledad, me quede con el deseo de decirle: QUE TE APROVECHE AMIGUITO!



3 comentarios:

Geminix Cero Siete dijo...

Desgraciadamente nos hemos acostumbrado a ignorar los problemas que nos rodean, por vivir pendientes solo a los nuestros. Cuando a veces un solo acto de amabilidad puede significar un mundo para otra persona.

SaliC dijo...

Me conmueve saber que hiciste esa acción. Muy pocas personas son capaces de hacer algo como eso. Pequeñas acciones como esa nos vuelven grandes

Josseiris Cuevas dijo...

Qué lindo